La CNT hace un llamamiento para la creación de un bloque obrero y combativo en la manifestación de FASA Renault

CNT VALLADOLID 11 dic. 2008

Este bloque estará formado a la cola de la manifestación de este sábado 13 de diciembre a las 18h, con salida desde Plaza Colón.

¡ LA FASA PARA QUIEN LA TRABAJA !

Vivimos gobernados por un sistema económico, basado en la acumulación de riqueza por unos pocos y no en la satisfacción de las necesidades humanas, en el que una clase dirigente y superpropietaria, vive a costa de apropiarse de la riqueza que generamos los trabajadores y trabajadoras. En definitiva, sufrimos una economía en la que los capitalistas nos venden lo que los trabajadores producimos. Éste es el estado “natural” de las cosas en el capitalismo, así que podemos afirmar que en él, la crisis para el mundo de los trabajadores es permanente. La única diferencia es que cuando ellos hablan de crisis, las desigualdades e injusticias naturales en este sistema, se agudizan para nosotros.

La política económica a nivel internacional de la clase dominante tiene diseñado ya un futuro (muy negro) para la industria de Valladolid. A nadie extraña desde hace tiempo que FASA Renault introdujera en nuestra provincia un modelo de vehículo, el Modus, que mucho antes de que se atisbara la crisis, se sabía a priori que no vendería lo suficiente.

Estamos en la era de las deslocalizaciones: las multinacionales trasladan las factorías del “primer mundo” a los países emergentes, con mano de obra abismalmente más barata. Los gestores del capital saben que no pueden conducirnos directamente hacia sus objetivos. El cierre repentino de una factoría como FASA supondría un “shock”, seguido del inevitable estallido social. Por eso nos llevan hacia donde quieren gradualmente, sin prisa pero sin pausa, para amortiguar el golpe y anular nuestra capacidad de reacción. Es en este contexto donde aparece el “Modus”. Desde entonces:

- Cerca de 3.000 eventuales a la calle.
- Más de 1.000 despidos pactados, puestos de trabajo destruídos.
- Reducción de tres turnos de trabajo a sólo uno.
- ERE de 100 días para el año próximo.
- Sangría incesante para los trabajadores de las empresas auxiliares.

Se dice popularmente que cuando un barco va a hundirse, las ratas son las primeras en abandonarlo. Pues bien, casualmente Fdez. Sevilla, director de Renault España, dimite; el Sr. Villanueva, Consejero de Economía y empleo de la Junta de C y L, decide para sorpresa de todos no presentarse a la reelección; y Luis Miguel Gómez, delegado provincial de CCOO, otro tanto de lo mismo.

Frente a este panorama, a las cúpulas sindicales de UGT y CCOO no se les ocurre otra idea más brillante para esta manifestación, que pedir el apoyo de Patronal y políticos (del PP para mayor vergüenza). No se ponen ni “coloraos” y nos pasean de la mano de los mismos gestores del capital (económicos y políticos), que a nivel local y regional son los representantes de la clase que ha provocado la crisis económica. Son mejores compañías, pensarán, que el resto de Sindicatos de FASA y organizaciones sociales de Valladolid.

Otro dicho popular es: “de aquellos barros, estos lodos”. La CNT no se cansará de denunciar que la actual situación de desmantelamiento del tejido industrial y desmovilización de la clase obrera, es herencia directa del nefasto modelo sindical firmado por los sindicatos mayoritarios en los Pactos de la Moncloa de la llamada Transición. Un modelo sindical basado en subvenciones millonarias para las arcas de los sindicatos, y en intermediarios (comités de empresa y liberados, a quienes poco o nada afectan los acuerdos que firman), sólo puede dar como resultado un ejército de funcionarios sindicales, que no dudarán en actuar como “apagafuegos” de la clase trabajadora con tal de mantener sus privilegios.

Que quede claro que los trabajadores de la CNT de Valladolid no queremos vender ninguna moto. Estamos aquí por los compañeros de CNT que trabajan en la Factoría, y por ser nuestro deber moral solidarizarnos activamente con todos los trabajadores afectados. Sin duda no tenemos ninguna varita mágica que solucione la actual situación de FASA Renault. Tenemos claro eso sí, adaptando el viejo dicho obrero, que “la solución a los problemas de los trabajadores será obra de ellos mismos, o no será”.

Si existe una solución, ésta se haya en manos de los trabajadores y de FASA. La única posibilidad de la clase trabajadora es la organización y la actuación propias, decidiendo tod@s todo, en asambleas, horizontalmente, y formando parte activa en las luchas. Ésta es una tarea que requiere energía y dedicación, no cabe duda. Sin embargo la autogestión de nuestras luchas, la acción directa (es decir, sin intermediarios de comités de empresa) y la solidaridad de clase, son las únicas alternativas que funcionan: Si alguna vez el movimiento obrero ha sido capaz de plantar cara con éxito al sistema que lo exprime, ha sido gracias a estos medios. Así nos lo enseña la Historia, y no tan lejana.

El otro camino es al que nos tienen acostumbrados hasta ahora: seguir siendo moneda de cambio de sus intereses, la desmovilización continua o, como mucho, movilizaciones teatrales como ésta. En definitiva, seguir formando parte de un rebaño dócil y manejable, al que pasean en manifestación cuando la cosa se pone fea, para que sigamos confiando en los pastores.

¿Cuantas subvenciones multimillonarias ha recibido Renault de las arcas públicas, desde que se implantó en Valladolid, y especialmente en los últimos años? La multinacional es especialista en practicar el chantaje y extraer de las Instituciones ingentes cantidades de dinero bajo la amenaza de la reducción de puestos de trabajo o, directamente del cierre de la Factoría. Entonces las preguntas inevitables son: Si Renault decide cerrar FASA, a pesar de las millonarias inyecciones de dinero de todos nosotros, ¿Qué va a pasar con las instalaciones de la Factoría? ¿Se las van a llevar de Valladolid máquina a máquina? ¿O la van a vender a la chatarra? ¿Quién se va a enriquecer con la especulación de los terrenos?...

Desde CNT manifestamos que hay que dar la vuelta a la tortilla de las políticas privatizadoras estatales, y si FASA decide cerrar, tenemos toda la legitimidad del mundo para exigir que la factoría se quede en nuestra ciudad. La hemos levantado nosotros, los pucelanos, con nuestro trabajo y nuestros impuestos. Si ocurre la nada descabellada posibilidad de que Renault decida irse, que lo haga. Pero los trabajadores tenemos que tener claro que habrá que defender con uñas y dientes lo que es fruto de nuestro trabajo. Llegado el caso, deberemos pelear para que la propiedad y gestión de la Factoria pase a ser de todos y todas.

Los trabajadores de CNT Valladolid mostramos nuestra solidaridad a todos los trabajadores de FASA Renault, y les trasladamos, desde la humildad, que nuestro Sindicato es una herramienta inteligente y práctica para que los propios obreros tomemos la iniciativa en la defensa y mejora de nuestras condiciones laborales y sociales.

¡¡UNIÓN, ACCIÓN, AUTOGESTIÓN!!

En CNT no recibimos subvenciones ni las queremos, no participamos en comités de empresa, no tenemos liberad@s, no hay jerarquías ni trepas. Practicamos la Acción Directa, es decir, que no se delega en nadie la solución de nuestros conflictos, somos los propios trabajadores los que llevamos a cabo la acción sindical, y no “profesionales del sindicalismo”. Las decisiones se toman en asamblea, la asamblea somos tod@s.

¡Compañer@ acude!