El curso académico se inaugura con el personal de mantenimiento de la UPO en huelga


En la mañana del viernes 26 de Septiembre un buen grupo de militantes de la CNT de Sevilla acudió a la Universidad Pablo de Olavide a solidarizarse con sus compañeros del servicio de mantenimiento de la universidad, en huelga indefinida desde el pasado día 15 de Septiembre.

Tras el recorrido acostumbrado, informando a estudiantes y trabajadores de la Universidad de los motivos de la protesta y haciéndose notar con el uso de la percusión, apareció el señor rector acompañado de su séquito a comentar a los trabajadores y a los solidarios que lo que estaban haciendo era “terrorismo” (terrorismo intelectual, aclaró luego) y que con su actitud le estaban “faltando al respeto a la comunidad universitaria”, porque ese día era muy importante para ellos y no podía admitirse que lo reventaran por una protesta laboral.

Los compañeros, educada pero firmemente, le comentaron que terrorismo era la situación a la que les había abocado ISOLUX-CORSÁN y que bastante respeto habían mostrado a quienes no tenían ninguno hacia ellos (la empresa). Exigieron asimismo al rector que no se lavara las manos y que tomara cartas en el asunto, haciendo uso de sus competencias. El rector, visiblemente nervioso, se comprometió a estudiar las irregularidades de la empresa y a conseguir a la mayor brevedad posible una reunión donde estuvieran representadas las tres partes (rectorado, empresa y huelguistas). Por lo cual, en una asamblea improvisada se tomó el acuerdo de abandonar nuestras armas musicales (tambores y cacerolas), y el resto de la jornada se estaría repartiendo panfletos a la comunidad universitaria, como a los participantes al evento; pero también le respondimos que la CNT siempre respeta la palabra dada, pero lo que no acepta es que se la tome por tonta y que procurará que se cumpla el compromiso.

Acto seguido, nos concentramos en la puerta del recinto donde se celebraba solemnemente el acto de inauguración del curso universitario, con la presencia de las “fuerzas vivas” de la ciudad, para recordarles que en la Universidad Pablo de Olavide hay trabajadores con dignidad que continuarán en huelga hasta haber conseguido sus justas reivindicaciones.

Galería de fotos


A continuación se reproduce el contenido del panfleto repartido a la comunidad universitaria:

LA SECCIÓN SINDICAL CNT-ISOLUX EN LA UPO INFORMA

El conflicto planteado por los trabajadores de mantenimiento en la Universidad Pablo de Olavide de la empresa ISOLUX-CORSÁN es la manifestación de nuestro malestar por la falta de diálogo de la empresa y la nula intervención de los responsables de la Universidad para poner fin a esta situación.

Entendemos que la universidad no puede consentir la irresponsabilidad de ISOLUX, que pretende provocar un conflicto aún mayor. Nuestras reivindicaciones son absolutamente asumibles por la empresa: cumplir el convenio provincial y el pliego de condiciones, que incumple sistemáticamente.

La excusa de que las cuentas no les salen es inaceptable y no seremos los trabajadores quienes las paguemos con nuestros derechos. Sabemos que la universidad también es responsable de este conflicto y que nosotros no vamos a convertirnos en rehenes de nadie.

Si la universidad tiene que rescatar el servicio, que lo haga. Si ISOLUX, como dice, pierde dinero, que se vaya; pero no podemos pagar los trabajadores los platos rotos de la situación que entre los dos han creado.

Pedimos sensatez y responsabilidad, así como sentarnos en la mesa de negociación para llegar a un acuerdo

CNT-AIT de Sevilla