Amadeu Casellas sigue adelante con la huelga de hambre

A fecha 3 de agosto de 2008, Amadeu Casellas lleva 43 días en huelga de hambre reclamando una salida a su crítica situación de encarcelamiento que dura ya más de 22 años.

Ante las continuas negativas por parte de las autoridades por hacer más próxima su salida en libertad, y de las pésimas condiciones a las que se ven sometidos los presos de Quatre Camins, Amadeu tomó la decisión de dejar de comer como única vía que le queda para que se escuche su voz ante aquellos que sólo quieren verlo encarcelado.

Tras el engaño que sufrió en la última huelga de hambre en el mes de abril --en la que el director de la prisión le hizo unas promesas si dejaba la huelga, que después no cumplió-- Amadeu ha decidido que ésta vez será hasta las últimas consecuencias: o le dan el tercer grado, o le rebajan la condena, o no parará.

El viernes 1 de agosto se hizo una concentración ante de la Dirección General de Servicios Penitenciarios, responsables de darle el tercer grado, para demostrar que Amadeu tiene cada vez más apoyo a la calle y que las movilizaciones no pararán. Se quiso entrar a hablar, frente a frente, con estos pamplinas, pero impidieron la entrada y bajaron la reja cuando se disponía a interponer una queja. Horas más tarde un par de compañeros pudieron entrar con la abogada a habla con el Sr. Paco de Vicente, responsable de clasificaciones. Esa misma mañana, este señor, había ido a visitar a Amadeu que se encontraba ya en el Hospital Penitenciario de Terrassa desde el jueves. En la conversación nos ratificó los "acuerdos" que le había ofrecido a Amadeu por la mañana: traslado a otra prisión (Brians II) y revisión de su caso, si dejaba la huelga de hambre, claro. Según sus palabras, en Brians II empezaría de nuevo, con otra junta de tratamiento con mejores posibilidades de obtener el tercer grado.

La lectura de esta jugada por parte de la DGSP está clara para nosotrxs: esta gentuza se quería ir de vacaciones tranquila, y por eso intentaron convencer a Amadeu de dejar la huelga, con unas promesas sobre papel mojado. Pero hoy, como ayer, no nos fiamos de la palabra de este cantamañanas, no nos transmite ninguna confianza, por ello Amadeu ha querido seguir adelante con la huelga de hambre, hasta que no se cumpla alguna de las dos reivindicaciones. Y nosotrxs estamos con él a degüello.

A día de hoy Amadeu ha perdido más de 23 kilos, se mantiene a base de agua y glucosa disuelta, tiene los niveles de azúcar alrededor de los 50 mg/l, y le están suministrando valium.
Hoy hemos podido comprobar las vergonzosas condiciones del Hospital Penitenciario de Terrassa. En primer lugar no han dejado subir a los compañeros que venían a visitarle aunque estaban autorizados en Quatre Camins, sólo ha podido subir su madre (30 minutos) y su abogada.

Después para que Amadeu pueda llamar por teléfono sólo puede utilizar tarjetas de cabina de Telefónica, las cuales no se encuentran en todo Terrassa un sábado por la tarde, puesto que prácticamente sólo se venden a los estancos, que estaban cerrados. Es decir que Telefónica tiene monopolizadas las llamadas de lxs presxs y además no se pueden comprar sus tarjetas en las inmediaciones de las prisiones. Y por si eso fuera poco sólo se las pueden entrar las personas autorizadas para comunicar.

Con respecto a los médicos, no merecen más que una tumba abierta. Los mamones ni tan siquiera han pesado a Amadeu desde que ha llegado hace tres días, y por si esto fuera poco, a cada turno le traen la comida y le dejan la bandeja al lado (¡por si le dan tentaciones!) con comida de una persona en condiciones normales, oes decir, imposible de digerir para una persona que lleva semanas sin abrir el estómago. ¡Es inconcebible como se pueden hacer llamar médicos!
De los carceleros no hace falta que hablemos, son unos bastardos como en todas partes.
Amadeu ha comentado que estos días han ingresado 4 personas de Quatre Camins por una intoxicación causada por la comida, a uno de ellos le han tenido que extirpar la vesícula. Hay más en la enfermería de la prisión. Los tratan como una mierda, les dan de comer mierda, y todavía hay gente que dice: que bien están dentro con tres comidas diarias. ¡Ja!

Por último comentar que aunque su salud empieza a deteriorarse gravemente, Amadeu no pierde el buen humor, y su moral está muy alta para seguir adelante con esto. Nos pide que estemos tranquilxs y que hagamos todo lo que podamos por presionar a la DGSP y al Juzgado Penal nº2 de Manresa.
Hacemos un llamamiento a la solidaridad con Amadeu, presionando a estos dos centros de poder mediante faxes, llamadas, visitas, concentraciones, acciones,... lo que queráis. Y de manera general hacemos un llamamiento también a presionar a todos los representantes del Estado español torturador en el extranjero.

¡Ante su silencio, gritos en las calles! ¡Ante su juego sucio, acción directa!
¡Libertad inmediata por Amadeu Casellas!

Amadeu Casellas Ramón Hospital de Terrassa, Mòdul penitenciari.
Ctra. Torrebonica, s/n.C.P. 08227 Terrassa (Bcn).

www.cnt.es/manresa