La crisis nunca acabará para los trabajadores desorganizados

Ya son muchos años de recortes y pérdidas de derechos para los trabajadores de este país: despido libre y barato, ETT´s, recortes en las prestaciones sociales, ERE´s frecuentes etc.; pero sólo de vez en cuando, políticos y empresarios hablan de crisis.
De esta última empezaron a hablar hace ya más de tres años, y en estos hemos visto aumentar el paro en el Estado y en la provincia, hemos visto despidos individuales y colectivos, más miedo (si cabe) a sacar la cara en el trabajo, desahucios y todo tipo de situaciones lamentables.

También hemos comprobado una vez más como se las gasta la patronal y todos los poderes públicos, la solución es apretar más aun las tuercas a quienes cada vez tenemos menos que perder. La Reforma Laboral aprobada en junio es un ejemplo de esto pero la cosa no para ahí: ahora recortes en la prestación de paro, reforma del sistema de pensiones, privatización de la misma, y suma y sigue.

No hace falta ser muy listo,para reconocer que las reformas pasadas y presentes obedecen a un plan de constante pérdida de derechos convenientemente estructurado, un plan desarrollado por patronales y Estados, que avanza hacia la derrota definitiva de los trabajadores y trabajadores, y que seguirá adelante si nada se interpone en su camino.

Esta situación, resulta especialmente inquietante si tenemos en cuenta que, en los últimos años, hemos demostrado ser incapaces de plantar cara; lo cual se ve claramente si valoramos: la tentativa de huelga del 29-S convocada por los sindicatos que dicen representarnos, los brotes de conflictividad que se dan por toda España y Europa pero que no llegan a conectar con la población o simplemente el desánimo que vemos en la gente para movilizarse.

Ante esto, l@s trabajador@s, parad@s, autónom@s, estudiantes y pensionistas que componemos la CNT, no podemos menos que llamar al despertar de esta pasividad porque es un suicidio. Hay que volver a un sindicalismo de base y no de burócratas, y recuperar las estrategias de lucha que siempre fueron de l@s trabajador@s y que ahora nos quieren quitar.

Ante estos recortes que vienen para quedarse y los nuevos que nos tienen preparados, sólo nos queda unirnos y organizarnos. Una HUELGA GENERAL de verdad, es decir: en la que sean las bases las que lleven la voz cantante y que escape del control de los sindicatos oficiales, por entender que son estos parte del problema y no de la solución, podría ser un buen comienzo. HAZ LO QUE DEBAS.

Comunicado de CNT-AIT Salamanca

    Lee el análisis de la reforma de las pensiones reciente.