Los 6 de Belgrado Libres. Crónica del Juicio.

Vamos viniendo a Belgrado diferentes compañeros y compañeras de las distintas secciones anarcosindicalistas de la AIT, entre ellas la ZSP de polonia, FAU Alemana, Solidarity Federation Inglesa ... y afines. Aunque se presenta un clima gélido y a rebosar de nieve, no perdemos la esperanza de arropar a nuestros compañeros represaliados con nuestro calor solidario.
Según nos cuentan los compañeros de aquí de la ASI, hay bastantes posibilidades de que este juicio pantomima que se celebrará mañana a las 10:00, se quede en nada, debido a las tan elevadas acusaciones de las que han sido objeto, para algo que los hechos revelan poca consistencia. No obstante, no deja de ser un juicio político en el que el ministerio de interior tiene bastante que decir, algo muy dado en esto que llaman democracia, por lo que no nos vamos a adela ntar a los acontecimientosn por la experiencia que maceramos en estos casos. Como CNT vamos a intentar asistir al juicio y participaremos en los diferentes actos de apoyo y a las jornadas que le preceden.

Hemos asistido con antelación, al Palacio de Justicia porque se preveía que iba llenar sela sala. Una vez allí la sorpresa ha sido los más de trescientos compañeros/as que abarrotaban la sala y el hall. Se notaban nuevas presencias: Griegos, Búlgaros... y de la zona de los balcanes, con el fin de sumar apoyo. Pronto la sala se llenó y quedó el hall lleno de activistas que nos quedamos sin poder entrar a presenciar el juicio. Durante varias horas intentamos sacar fotos y entrar cada vez que se habría la puerta. El descontrol al que sometimos a la policía fue encomiable. Aparte de marearles, pudimos colar en un renuncio la cámara para sacar fotos del interior, cosa que nos costó su requisamiento por parte las autoridades, ya que se trata de juzgados de primera instancia. Para nosotros era de vital importancia hacer presión en el interior de estos, pues era donde se creaba más tensión y desobediencia al abusivo proceso. Cabe destacar que Serbia es en la actualidad un férreo estado fascista por tanta escaramuza de naciones, guerras y que todavía no ha levantado cabeza de los bombardeos, aún visibles en algunos edificios, de los noventa. Esto muy reducidamente explicado, a hecho que aflore lo peor de los totalitarismos ya mencionado. En Serbia no se puede reivindicar nada y tampoco hacer propaganda y menos aun poner pancartas, etc. Comentamos esto para que os hagáis una idea de porqué en las imágenes no aparece nada que haga imaginar que es una concentración. En un momento dado de escasos segundos tres compañeros se colaron por detrás de la sala y mostraron una pequeña cartulina por las ventana de la sala donde se podía leer “Anarquismo no es terrorismo”, esto motivó momentos de tensión mientras se les detenían. Se cree que les soltarán en 48 horas, aunque su código penal, según nos cuentan, pueden contemplar tenerlos hasta un mes en prisión.

Durante más de 7 horas declararon los seis acusados, y finalmente conocimos la noticia, se les iba a poner en libertad a los 6, aunque tendrán alguna vista en breves y suponemos que a algo les condenará el Estado, aunque no entrarán en prisión. Una vez fuera los encarcelados han comentado toda clase de abuso y dicen haber estado sometidos a torturas para que se declarar en culpables. Una vez fuera todo ha sido aplausos, abrazos y gritos de jubilo, pero sin olvidar que ahora hay tambien detenidos

Es un resultado muy satisfactorio, porque de haber sido de otra manera se hubiera podido cargar la ASI que ya de por sí cuesta creer que pueda existir en estas condiciones.

Todo el apoyo mostrado desde la Internacional y otros sectores contestatarios de Serbia y de intelectuales (casi recién llegados de su éxodo) han permitido esta digna salida.

Fotos 2 y 3. La multitud abarrota la sala y presiona a los agentes para poder entrar
Foto 7. Uno de los abogados
Fotos 11 y 12 Tadej y Ratibor, dos de los compañeros presos que se reencuentran con los asistentes a los actos una vez libres.

Hector Feliciano y Carlos Martín, delegados de CNT al Juicio.

1.JPG