Con nuestra sangre amasan sus fortunas

CNT

Se rompió la "racha" de la que se congratulan en sus comunicados los sindicalistas profesionales. "Racha" a la que pone fin la muerte de un compañero, el martes 27 de mayo, arrollado por un tren en el término municipal de Santa Cruz de la Zarza. 44 años rotos por un accidente en el puesto de trabajo, y otra vez con los recurrentes pasos a nivel (lacra donde las halla) mezclados. Vaya por delante el más sentido pésame por parte de toda la Confederación Nacional del Trabajo a los familiares, amigos y compañeros de trabajo de este obrero, así como a los de los 4 trabajadores muertos estos días en las obras del "Nuevo Mestalla" en Valencia.

Decimos "racha", así entrecomillado, porque a estos sindicatos "mayoritarios" que nos ha tocado sufrir obvian (al igual que las administraciones) la constante sangría que suponen los accidentes in itinere. Recordamos al trabajador agrícola muerto en Noves el 14 de enero; el joven de Velada muerto en la carretera cerca de Talavera el 13 de febrero; los dos fallecidos en el término municipal de Lillo, también en febrero; la mujer de 31 años, vecina de Los Yébenes, trabajadora de una empresa sonsecana de punto, fallecida en otro accidente laboral más con múltiples trabajadores heridos; etc., etc., etc…

Porque son más los accidentes en trayecto de los que no tenemos noticia. Trabajadores todos ellos obligados a desplazarse de su lugar de residencia para ganarse la vida, en muchos casos realizando trayectos de gran cantidad de kilómetros que prolongan las jornadas laborales en horas incluso.
Para todos estos accidentados no hay demostraciones, cara a la galería, de delegados de estos sindicatos antes mentados, como la celebrada el pasado 28 de abril en Toledo con motivo del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Para la CNT no valen días internacionales, ni minutos de silencio. Son días de lucha, autoorganización obrera y gritos de indignación los que hacen falta para ir parando esta sangría.
¡BASTA DE ACCIDENTES LABORALES!