Arbitraria detención y torturas contra activistas sociales en Ciudad Juárez

Durante las JORNADAS DE CORAJE Y RESISTENCIA: EL LUTO NO BASTA convocado por el Frente Plural Ciudadano/Indignadxs, en Ciudad Juárez, el día 1 de noviembre, se llevó a cabo una acción de pega de 9000 cruces que representan el número de asesinatos ocurridos desde el 2008 en dicha ciudad mexicana.

  Hacia las 17:00 horas varios elementos de la policía local golpearon brutalmente y detuvieron a 32 de lxs compañerxs manifestantes, que hasta ahora han sido el único núcleo activo que queda de lucha social contra el Estado, sus fuerzas represivas y su complicidad con las grandes mafias del narcotráfico, en dicha localidad.

Posteriormente fueron torturadxs y amenazadxs de muerte dentro de la comisaría por lxs propixs policías, donde además las autoridades en arbitrario ejercicio de poder y completamente fuera del marco legal, impidieron a los familiares verles y confirmar su estado físico. 

Acusaron de cargos graves de los delitos de posesión de droga y de desarmar a un policía, sin ninguna prueba.
El día 2 de noviembre fueron puestos en libertad y ofrecieron testimonio de lo ocurrido a los medios de comunicación y denunciaron como responsable directo al titular de Seguridad Pública en Ciudad Juárez Julián Leyzaola quien libra actualmente denuncias de la Comisión de Derechos Humanos por tortura en su anterior cargo de secretario de seguridad pública en Tijuana.

El acto represivo toma significativa gravedad, en el contexto de impunidad y violencia que predomina en Ciudad Juárez, desde el 2008, cuando intervinieron 5000 elementos del ejército en el denominado programa del gobierno federal del “combate a las drogas” y que desde entonces mantienen a la ciudad sitiada, con reiteradas violaciones a los derechos humanos y un promedio de 9 muertes violentas por día.

Las protestas por parte de lxs activistas sociales contra el programa del gobierno federal, son el blanco directo para los ataques de desprestigio, ofreciendo de cara a la opinión pública versiones y calificativos estigmatizadas como “escoria social”, “lacra social” o “drogadictos y pandilleros” para referirse a ellos y a otros grupos vulnerables de los sectores más desfavorecidos.

El objetivo del Estado es fabricar un argumento artificial, para justificar la masacre de su política de seguridad, militarizar la ciudad, ejercer una “limpieza social” o “razia” y avanzar en la consolidación de las estructuras económicas del tráfico de drogas, de las cuales es el principal beneficiario.

Ahora mismo diversas organizaciones a nivel nacional e internacional se están pronunciando en contra de los abusos mencionados, suscribiendo los comunicados de denuncia, realizando concentraciones e informando el estado de riesgo de lxs compañerxs. 
  Desde la CNT:
  1. Nos solidarizamos con lxs compañerxs en las circunstancias de lucha que nos hermanan por la desmilitarización y en contra la represión de los actos policiales.

  2. Denunciamos y repudiamos la represión y torturas contra lxs activistas juarenses, por parte del Estado y las instituciones cómplices de procuración de justicia y seguridad pública, haciéndolas responsables por la seguridad e integridad física de lxs compañerxs.

  3. Nos pronunciamos por la completa absolución de los cargos falsos que se han imputado a lxs manifestantes ya que son consecuencia de una política de tergiversación y descrédito.

  4. Advertir a las autoridades mexicanas, que la comunidad internacional y específicamente en ésta localidad estamos informadxs y preocupadxs por la serie de amenazas recibidas, porque consideramos que ponen en grave riesgo la vida de lxs compañerxs.

Por la desmilitarización
Contra la represión policial
Juárez no es cuartel, fuera ejército de él.


Pueden verse los vídeos de las detenciones y las declaraciones de los detenidos en los siguientes enlaces:




Comunicado realizado por CNT Ávila