Bar "El Polvorín": campeones en explotación (TERMINADO)

EL CONFLICTO SE HA GANADO: EL EMPRESARIO PAGÓ TODO LO QUE DEBÍA A LA TRABAJADORA, DÁNDOSE ASÍ POR CONCLUÍDO.
Muchas gracias por la solidaridad mostrada.

El cafe bar “El Polvorín”, situado en la avenida Cardenal Cisneros nº 36, Zamora, cuyos titulares de la empresa son Miguel Ángel Álvarez Cadenas y su socio Salvador Alves Trufero, solicitaron en enero de este año los servicios de una trabajadora, en este caso de una camarera. A partir de entonces,  los atropellos contra los derechos de esta trabajadora fueron continuos, y basten algunos ejemplos para atestiguarlo:

Trabajó desempeñando labores que no le correspondían. Los primeros 15 días no estuvo dada de alta en la Seguridad Social. El día 9 de febrero se le da de alta en la Seguridad Social a media jornada, trabajando sin embargo la jornada completa con la suma de todas las horas a lo largo de la semana, incluso superando esta. 5 días x 6 horas = 30 horas, mas un día con otro turno distinto: desde las 15 horas hasta el cierre del bar a las 23:30 o 00:00 horas. Por supuesto, de esta manera, los empresarios se ahorraban dinero de cotizaciones a la S.S y limitaban el acceso a prestaciones de la compañera una vez que dejase de trabajar para ellos.

Durante el 25 de enero al 26 de julio que fue despedida, la trabajadora con categoría profesional de camarera realizó trabajos diariamente que nada tenían que ver con su profesión. En el mes de Julio la trabajadora percibe su salario en base a la media jornada faltándole 7 días por 4 horas (28 horas) extras que realizó el mes pasado, habiendo trabajado, sin embargo, muchísimas horas más.

Ante esto la trabajadora le reclamó el importe por las horas que faltaban, cosa que no le debió sentar nada bien al empresario: que una trabajadora reclame lo que es suyo. La respuesta ante esta reclamación fueron 23 euros y el despido dos días antes de que la trabajadora se fuese a ir de vacaciones. ¿Cómo pueden despedir a alguien sólo por reclamar lo que es suyo?

Por solidaridad y apoyo a la trabajadora denunciamos la explotación y las malas formas que tienen los empresari@s con l@s trabajador@s de hacer lo que quieren con total libertad y en especial a estos sujetos del Polvorín. A su vez, llamamos a la solidaridad de toda la clase trabajadora para que este conflicto se resuelva lo antes posible de una forma favorable a los intereses de la compañera.