La Consejería de Educación plantea la reducción de 398 plazas docentes para el próximo curso


El empleo en el sistema de enseñanza público sí que es una utopía. A la falta de oferta empleo público de calidad y sensato, recortes, ratios elevados, se añade la reducción de casi otras 400 plazas más.

La Consejería de Educación de Castilla y León plantea la reducción de 398 plazas docentes para el próximo curso, amén del profesorado no contratado este año.

El documento de la Consejería de Educación sobre "los criterios de modificación de plantillas jurídicas u orgánicas para el curso 2013-2014" plantea reducir 398 plazas de profesores para el próximo año. Según la administración, la reducción de plantilla no significará el despido sino la restructuración de plazas, es decir, el traslado de destino del profesorado.

Además, se suma la cifra de los 800 docentes no contratados este año y la falta de convocatoria de empleo público de calidad y sensata.

Continuando con la política de recortes, la supresión de puestos es un ataque más, tanto dentro del proceso de privatización de los servicios públicos empeorando su funcionamiento, como por la sistemática violación de derechos de sus trabajadores.

Tabla