Represión en Zamora: Trece personas imputadas por las denuncias de la policía, el ayuntamiento y la fiscalía.

Durante las pasadas semanas del mes de febrero, un grupo de compañeros, ha recibido una carta donde aparecen como imputandx por un supuesto delito que habría tenido lugar el día de la toma de posesión en el Ayuntamiento, el 11 de junio.

Ese día, el movimiento 15M había organizado una movilización legal, la cual tenia como objetivo entrar en el ayuntamiento para presenciar el acto, lo que supuestamente constituye un “derecho innegable que puede ejercer cualquier persona que lo solicite”, mentira.
La respuesta de los políticos y policías, fue la negativa absoluta ante tan simple petición. Esto desencadeno una mayor indignación entre lxs manifestantes, pero fueron las fuerzas de represión atemorizadas ante un fenómeno poco frecuente en esta ciudad, como son el pueblo protestando, las que también propiciaron aquel caos que no supera una trifulca de mercado.
La causa que ha dado lugar a esta situación son falsas acusaciones, que buscan reprimir mediante este montaje al movimiento social zamorano.
Podemos denominar de surrealista esta situación porque son muchos los documentos (fotos y videos) que demuestran la clara inocencia de estas personas, y que en todo caso inculparían a la policía. No podemos olvidar que estos últimos son personas preparadas para ejercer la represión mediante la fuerza y que tienen el derecho y la obligación de hacerlo.

Es por ello que no debemos pasar por alto esta situación y dar todo nuestro apoyo a estas trece personas que sólo por estar en aquel lugar y en aquel momento, hoy día sufren la represión en sus propias carnes. Basta ya de montajes.

¡FRENTE A SU REPRESIÓN, NUESTRA SOLIDARIDAD!

¡ABSOLUCIÓN PARA TODOS LOS ENCAUSADOS!
Extraído de un comunidado de la Plataforma Antifascista.